CORRUPCIÓN
CASOS
ACCIONES
BUSINES ETHICS
LA RESPONSABILIDAD
LA MAGNANIMIDAD
LA HUMILDAD
EL TALENTO
LA PRUDENCIA
ETICA,MORAL, VALORES
CONTACTO
TOP STORIES

 

                             CORRUPCIÓN

 

TRANSPARENCIA  VS.  CORRUPCION (V)

En las cuatro primeras entregas hemos visto la cantidad y la sofisticación de los casos de corrupción que hay en el mundo. También hemos visto la magnitud del delito, ese trillón de millones de US, $, en sobornos, es una barbaridad. Nos debe invitar a una reflexión en la que la conclusión principal pasa por reconocer que esta plataforma del delito, es inasumible pues representa una decima parte del total de delitos de corrupción, es decir, diez trillones de millones s de US, $. Yo creo que eso evidencia muchas cosas de las que no podemos abstraernos. 

A estas alturas, muchos podrían pensar, no hay nada que hacer. Yo pienso, que esta todo por hacer.

Lo primero que hay que evitar es caer en el desanimo. Lo segundo es buscar los mecanismos que pudieran ponerse en marcha para empezar con una culturización  anti fraude, capaz de sensibilizar a las nuevas generaciones, sobre el irreparable daño que se está causando. Yo deje de fumar a los cuarenta años a petición de mis hijos. Por qué,  los hijos de los delincuentes del soborno no piden a sus padres que dejen de delinquir para evitar verles entre rejas.

Por qué, los gobiernos no pactan un  riguroso plan antisoborno, un plan de transparencia y un apoyo a la justicia para que paso a paso se vaya avanzando en la solución de este flagelo.

Por qué, El mundo empresarial y sobre todo el financiero, no adopta una normalización en sus procesos y un compliance que prevenga y reduzca las actuaciones fraudulentas.

No es tan difícil intentarlo, es cuestión de comprender que estas prácticas corruptas no pueden ser jamás buenas para el incremento del PIB de las naciones. Los daños colaterales de esta permisión son suficientes para, con el tiempo, acabar con el planeta. 

 

 

            LIDERZGO Y CORRUPCIÓN  (IV)

La corrupción tiene en el liderazgo de ciertas personas, al principal ejecutor de los mayores escándalos vistos hasta ahora.
El directivo bien formado técnicamente suele estar desposeído de una formación éticamente profesional. Actúa presionado por las condiciones que marcan los mercados y opta por caminos cómodos, mas honorosos para sus intereses personales. Es cortoplacista, por lo que sus resultados suelen ser aparentemente buenos y, sobre todo, antisociales. En ocasiones comete fraude sin mayores consecuencias para su reputación. Pocas personas son capaces de evaluar los riesgos de una política tan irresponsable tanto para él como para la sociedad en general.
Qué lejos ha quedado el liderazgo de aquellas personas dispuestas a dar su vida con tal de ayudar a la sociedad a mejorar y a mantener el derecho a una igualdad merecida por ley. Podríamos citar a varios personajes que con su ejemplo contribuyeron a un mundo mucho mejor.
No deberíamos confundir el liderazgo ético con el liderazgo amoral. Son dos actitudes totalmente opuestas así como sus consecuencias.

Según mi personal opinión los casos de corrupción se originan en los llamados falsos lideres. Son aquellos que postulan en todas sus actuaciones que, el fin “SI” justifica los medios. Cualquier actuación es válida siempre y cuando se puedan conseguir grandes objetivos.
En general, la corrupción reduce la eficacia y aumenta la desigualdad. Las estimaciones muestran que el costo
de la corrupción equivale a más del 5% del PIB mundial (US $ 2,6 billones de dólares, World Economic Foro)
Con más de US $ 1 trillón pagado en sobornos cada año (Banco Mundial). No es sólo una cuestión deÉtica; simplemente no podemos permitir este tipo de fraude.

Pronto veremos nuevas: normas, leyes y reglas, para intentar atajar la corrupción y mejorar la transparencia. Nada se conseguirá si antes no se genera un clima anti corrupción capaz de incapacitar estas acciones que generan una inestabilidad global, poniendo en grave peligro la sostenibilidad del planeta. 

 

                           

 

 Las consecuencias de la corrupción (III)

 

La corrupción en sus diferentes formatos es una PANDEMIA FINANCIERA en la sociedad del siglo XXI. La corrupción no es una casualidad que se haya producido repentinamente. Es una actividad que ha existido, existe y existirá a pesar de todos los esfuerzos que hagamos. La sofisticación con la que se manifiesta es lo que llama la atención. Su evolución ha llegado a niveles insospechados que nos obliga a reflexionar.

Me llama la atención la facilidad,  con la que en la última década, se ha conseguido debilitar a límites extremos,  algo tan nuclear, como la familia en sus, tradiciones, hábitos y costumbres. Los gobiernos de mundo mundial se han puesto rápidamente de acuerdo  para cambiar votos por falacias de género.

El endeudamiento financiero de los países forma parte de este puzle en el que estamos inmersos. Los más jocosos dicen frívolamente: “menuda deuda les estamos dejando a nuestros nietos”. Sin ningún rubor se reconoce que en muchos países la deuda supera el PIB.

La corrupción en su versión más activa, el soborno, es una del las actividades ilícitas más importantes de las conocidas: Tráfico de armas, Drogas, Prostitución, Tráfico de personas, terrorismo, medio ambiente y así un largo etc.  Téngase en cuenta que la corrupción atraviesa a toda la sociedad, y no hay institución que esté libre de ella en ningún país del mundo.

Hay una maquinaria perfectamente engrasada cuyo principal objetivo es complicar la libertad y la dignidad del ciudadano y llevarlo a una desprotección total. Esto lo aceptamos contra nuestra voluntad para no complicarnos la vida o, también, porque no nos han dejado instrumentos adecuados para mostrar nuestro hartazgo.

La corrupción ignora en su máxima expresión los derechos humanos. Solo entiende torpedear  a las instituciones democráticas por lo que tanto celo hemos puesto muchos y que unos pocos intentan devaluar para lucro personal y engorde de los mal nacidos paraísos fiscales.    

Quién protege a nuestros mayores, a nuestros jóvenes, a las familias, nuestra cultura, nuestras creencias, la igualdad entre personas, donde ha quedado la atención sanitaria, la educación pública. La corrupción ataca frontalmente a estos derechos fundamentales de los ciudadanos.

 

 

 

 

 

CASOS DE CORRUPCION (II)

Continuando con la reflexión anunciada, se da la circunstancia que el perfil general del corrupto tiene una particularidad especial que se asemeja a la muerte bibliográfica. Desgraciadamente poco conocida con relación a la muerte biológica. La primera la elije uno mismo y la segunda viene dada por el destino y, poco o casi nada, podemos hacer por evitarla. Por eso me voy a centrar en la muerte bibliográfica. La elije cada uno siempre que  cometa un acto punible como el de la corrupción, por ejemplo.  Sucede que cuando se pierden los activos recibidos de nuestros progenitores, valores personales, ejemplaridad ética, amor y moralidad, perdemos la fe con la que  nos han educado. La comisión de un acto corrupto significa la renuncia de estos activos recibidos y la llegada de la muerte bibliográfica al ser rechazado y humillado por la sociedad.

El corrupto no percibe el daño causado a la sociedad y en su alocada carrera busca nuevas posibilidades que le hagan más rico y más poderoso, incluso, al precio que sea. Su Dios es el dinero y su fin la riqueza. Esta personalidad desposeída de cualquier principio, ético y moral, es rechazada por la mayoría  de la sociedad que automáticamente la convierte en cadáver bibliográfico. Nada bueno escribirán los mass media  de los corruptos, más bien  se encargaran   de desposeerlos de su dignidad  humana perdida por una acción punible y velada por un determinado sector de la sociedad.  

Cuando el corrupto reconoce que: NO VEO NADA, NO OIGO NADA Y NO DIGO NADA, esta certificando su defunción bibliográfica quedándole para el resto de sus días un infierno insoportable. ¿Merece la pena?

 

 

En la foto los cuatro últimos directores generales del Fondo Monetario Internacional, todos ellos imputados por delitos de corrupción. Significativo resulta que una institución como el FMI cometa semejantes errores de contratación. Como mínimo sospechoso, nunca han dado una explicación. 

 

 

CASOS DE CORRUPCIÓN  (I)

Desde el mes de marzo he publicado en las redes sociales más de 600 referencias sobre casos de corrupción ocurridos en el mundo mundial. La razón no era otra que comprobar de fuentes fidedignas lo que estaba ocurriendo al respecto y calibrar las motivaciones por las que las personas implicadas podían haber cometido esta clase de fraude. Es muy posible que los que me han seguido pensaran ¡qué demonios estaba pensando con esta iniciativa¡. Ahora estoy en condiciones de relatar a los que me siguen, mis conclusiones sobre un fenómeno catastrófico. El soborno una de las practicas inmersas en la corrupción es devastadora, tanto para la parte activa como para la pasiva. Hemos visto banqueros, militares, políticos empresarios, funcionarios que, deslumbrados por el enorme poder del dinero han perdido en primer lugar su dignidad (tanto pública como privada) y después el enorme desprecio de la sociedad en general. Por los perfiles de los delincuentes observados se percibe una personalidad propia de aquel que jamás reconoce su culpabilidad. Eso tan equivocado produce una sensación de continuidad en la comisión de un fraude que resulta alarmante. El soborno es una de las “lacras” más destructivas y difíciles de abordar en el mundo. Se calcula un movimiento de US $ 1 trillón de pagos en sobornos cada año,  las consecuencias son catastróficas, reduce la calidad de vida, aumenta  la pobreza disminuye la clase media y se genera un deterioro de confianza, en la sociedad.

 

 

 

 

 

 

Top
THE RIGHT PERSON FOUNDATION | derafael@trpf.es